Cinco partes de la celebración del domingo. Parte V

QUINTA HORA

Versión revisada: Algunas canciones en el folleto no corresponden a las canciones en el vídeo.

1 / 3

Emaús

1. La reflexión sobre la Palabra de Dios (5 minutos)

¿Qué sentimientos y pensamientos llenaban los corazones de los discípulos cuando salieron de Jerusalén y cuando Jesús se unió a ellos, a quien, sin embargo, no Lo reconocieron? Jesús por lo primero les pregunta: “¿Qué pláticas son estas que tenéis entre vosotros? ¿Por qué estáis tristes? Uno de ellos, que se llamaba Cleofás Le dijo: “¿Eres el único forastero en Jerusalén que no has sabido las cosas que en ella han acontecido en estos días?” Y Él los preguntó: “¿Qué cosas?” Y ellos Le dijeron: “De Jesús de Nazaret, que era un profeta, poderoso en obras y en palabra delante de Dios y de todo el pueblo; y de cómo le entregaron los principales sacerdotes para ser condenado a muerte… Nosotros esperábamos que Él era el que habría de redimir a Israel.” Entonces los discípulos Le dicen de lo que oyeron: como las mujeres habían visto una aparición de ángeles, que les dijeron, que Jesús estaba vivo. Y Jesús les dijo: “¡Oh incensatos y tardos de corazón para creer todo lo que los profetas han dicho! ¿No era necesario que el Cristo padeciera estas cosas y que entrara en su gloria?” Y comenzando desde Moisés y de todos los profetas, les declaraba en todas las Escrituras lo que de Él decían. Sus corazones ardían en ellos, cuando les abría las Escrituras. Poco después, cuando Él partió el pan, fueron abiertos los ojos de ellos, y Le reconocieron, pero Él desapareció de su vista.

Última Cena y Getsemaní (la reflexión)

 

Última Cena

1. La reflexión sobre la Palabra de Dios (5 minutos)

El jueves por la noche Jesús junto con sus apóstoles están en el Cenáculo. La Pascua está relacionada con el sacrificio del cordero y con la cena pascual. Estas fiestas recuerdan la salida de Israel de la esclavitud del faraón de Egipto. Jesús vino a liberar la humanidad de la esclavitud del pecado y del diablo.

Al principio, Jesús lavó los pies de los apóstoles. De esta manera les dio el ejemplo de la humildad y del amor. Después advierte a los apóstoles del espíritu de la traición, detrás de la cual es el diablo.

Luego Jesús habla sobre el amor: “Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus hermanos.”

También habla sobre el Espíritu Santo: “Aún tengo muchas cosas que deciros, pero ahora no las podéis sobrellevar. Cuando venga el Espíritu de verdad, Él os guiará a toda la verdad.”

Permanecer fiel a Dios en las cosas esenciales

+ Elías
Patriarca del Patriarcado Católico Bizantino

Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia

+ Elías
Patriarca del Patriarcado Católico Bizantino

Abraham confiaba en Dios con todo su corazón

+ Elías
Patriarca del Patriarcado Católico Bizantino

No piensen que la vida espiritual es una mística especial

+ Elías
Patriarca del Patriarcado Católico Bizantino

El hombre debe tener la cabeza sobre sus hombros

+ Elías
Patriarca del Patriarcado Católico Bizantino

Santo egoísmo

+ Elías
Patriarca del Patriarcado Católico Bizantino

Elije la lengua

Buscar

Palabra de la vida

“Y por cuanto sois hijos, Dios envió a nuestros corazones el Espíritu de su Hijo, que clama: “Abba, Padre”. Así que ya no eres más esclavo, sino hijo; y si hijo, también eres heredero por medio de Dios.”

Ga 4, 6-7 (desde 23-4-2017 hasta 7-5-2017)

Reflexión sobre la Palabra de Dios