Un llamamiento a los católicos – Segunda parte: Metanoein /cambio de mente/

8 de septiembre de 2015

San Basilio llama en el tiempo cuando la Iglesia está siendo destruida desde dentro por la herejía arriana: “… Toda la inteligencia de los que son eruditos en la palabra está llena del engaño de las afirmaciones falsas o medio-verdaderas como un ojo lleno de polvo” … “Todas estas personas son afectadas por una epidemia incurable de amor loco por la fama, por lo que cada uno quiere ser superior a los demás, pero al mismo tiempo, de hecho, su barco se hunde en terribles profundidades”. … “Cada frontera (dogma) establecida por los Padres de la Iglesia se ha movido, cada fundación, cada fortaleza de una actitud sana de la verdadera fe ha sido sacudida … a menos que nos ataque primero nuestro enemigo, nos ha daño un amigo por nuestra parte…” Tal es la situación aún hoy, pero muchos ya no pueden verlo; ¡se han vuelto espiritualmente ciegos!

Arrepentimiento, arrepentimiento, arrepentimiento /un llamamiento a los católicos/

28 de agosto de 2015

Primera parte: El diagnóstico y el primer paso

Segunda parte: Metanoein: un cambio de mente

Tercera parte: Metastrofein: un cambio de estilo de vida

Primera parte: El diagnóstico y el primer paso

El Vaticano inició el proceso de autogenocidio de la Iglesia ya al principio del siglo XX. El modernismo basado en la filosofía atea ha penetrado en muchos seminarios bajo el disfraz de una exégesis erudita de la Biblia, y sus partidarios ocuparon los cargos más altos en la Iglesia.

Pueblo mío: ¡Salid de Babilonia! /Ap 18, 4/ (+ vídeo)

Liev (Ucrania), 21 de marzo de 2013

A sacerdotes y creyentes de todas las diócesis católicas

 

Algunas personas predicen que la existencia del Patriarcado católico bizantino se convierte hoy en día en un modelo de la descentralización de la Iglesia Católica. Hablan de la formación de patriarcados católicos semejantes a los de la Iglesia ortodoxa: el Patriarcado búlgaro, el Patriarcado serbio, el Patriarcado rumano, el Patriarcado de Constantinopla, el Patriarcado de Jerusalén… En esta situación de emergencia, virtualmente toda nación puede establecer su propio patriarcado y separarse de la centralización del Vaticano apóstata. El Vaticano ha cesado de cumplir su tarea de proteger la pureza de la fe y de la moral. Incluso conduce a las naciones católicas individuales al suicidio físico a través de las herejías contemporáneas y el espíritu del neopaganismo.

Fórmula de la confesión de fe:

1) ¿Cree que el Señor Jesucristo murió en la cruz por nosotros, lo que significa incluso por usted y sus pecados? ¿Cree que al tercer día resucitó histórica y realmente?

Respuesta: Sí, creo.

2) ¿Creo que solo hay salvación en Jesucristo?

Respuesta: Sí, creo.

3) ¿Renuncia a la teología histórica-crítica y al espíritu de ateísmo que está tras ella?

Respuesta: Sí, renuncio.

El fruto de la maldición (el trágico aniversario)

Leopolis (Ucrania), el 1 de mayo de 2012

La Secretaría de Estado del Vaticano

 

Por la beatificación de 1 de mayo de 2012 el Papa Benedicto XVI legalizó el espíritu de Asís – el espíritu del anticristo. Se trata de una traición de Cristo y del Evangelio.

Llamamiento de Dios a todos los sacerdotes de la Iglesia Católica Romana

Leopolis, Ucrania, 05 de mayo 2011

 

Por el presente el Patriarcado Católico Bizantino llama en el nombre de Dios a todos los sacerdotes católicos romanos a separarse del espíritu de Asís – el espíritu del anticristo. El juicio de Dios comienza de la cabeza, la jerarquía y el clero.

El 1 de mayo de 2011, por su gesto de beatificación de Juan Pablo II, el Papa Benedicto XVI elevó al altar de la Iglesia el espíritu de Asís – el espíritu del anticristo, por lo cual se excomulgó de la Iglesia, de acuerdo con Gal 1,8-9. Llegó el estado sedes vacantis. A través de aceptación oficial del espíritu del anticristo, Dios ha quitado el sacrificio continuo de la Iglesia Católica (véase Dn 8,11-14, Mt 24,15)

Elije la lengua

Buscar

Palabra de la vida

“El amor de Cristo nos constriñe, pensando esto: que si uno murió por todos, luego todos murieron; y él por todos murió, para que los que viven ya no vivan para sí, sino para aquel que murió y resucitó por ellos.”

2 Co 5, 14-15 (desde 26-3-2017 hasta 9-4-2017)

Reflexión sobre la Palabra de Dios