El apóstata Francisco

En Río de Janeiro se celebró la Jornada Mundial de la Juventud con la presencia del representante de la Iglesia Católica: Francisco.

El espíritu que dominó la atmósfera de la Jornada Mundial de la Juventud era un espíritu de impureza, neopaganismo y homosexualidad. Esto fue evidenciado por la música, el baile de los obispos, los gestos y discursos. Por su mal ejemplo y por sus palabras, el apóstata Francisco prácticamente dio su bendición a todas las influencias destructivas hoy en día, es decir a la homosexualidad, el ocultismo y la impureza. Este es un signo visible del espíritu del anticristo. Él no dijo una sola palabra para advertir a los jóvenes del peligro de autogenocidio como resultado de la homosexualidad, la justicia de menores, las drogas, la música decadente, implantación del chip o la eutanasia.

Descargar: Declaración de anatema contra Francisco Bergoglio

 

Elije la lengua

Buscar

Palabra de la vida

“El amor de Cristo nos constriñe, pensando esto: que si uno murió por todos, luego todos murieron; y él por todos murió, para que los que viven ya no vivan para sí, sino para aquel que murió y resucitó por ellos.”

2 Co 5, 14-15 (desde 26-3-2017 hasta 9-4-2017)

Reflexión sobre la Palabra de Dios