Galería de fotos

es-true-humility-needs-jesus es-celoso-misionero-tiene es-the-university-of-the-gospel

Cinco partes de la celebración del domingo – Parte II (vídeo)

SEGUNDA HORA

Versión revisada: Algunas canciones en el folleto no corresponden a las canciones en el vídeo.

1 / 3

La aparición de los ángeles

1. La reflexión sobre la Palabra de Dios (5 minutos)

En el domingo, muy temprano por la mañana, cuando todavía estaba oscuro, llegó María Magdalena y la otra María al jardín donde Jesús fue sepultado. Cerca de la tumba de repente fueron asustados por un gran terremoto. He aquí un ángel del Señor se les apareció. Lo ven, como desciende del cielo, remueve la piedra de la entrada de la tumba y se sienta sobre ella. Las mujeres perplejas miran el rostro del ángel. Su rostro era como un relámpago, y su vestido blanco como la nieve que brilla al sol. Incluso los soldados que custodiaban la tumba de Jesús son testigos de esta aparición deslumbrante. Pero ahora yacen por la tierra como muertos, temblando por miedo de la apariencia del ángel. De igual modo las mujeres son espantadas, pero miran la aparición celestial con la esperanza.

Ahora el ángel les anuncia: No temáis vosotras; porque yo sé que buscáis a Jesús, el que fue crucificado. No está aquí; porque ha resucitado, como dijo. (Mt 28:5-7)

Cinco partes de la celebración del domingo Parte III (vídeo)

TERCERA HORA

Versión revisada: Algunas canciones en el folleto no corresponden a las canciones en el vídeo.

1 / 3

Jesús se aparece a Pedro cerca de la tumba

1. La reflexión sobre la Palabra de Dios (5 minutos)

¿Qué sentimientos llenaban el corazón de Pedro, cuando el viernes, antes que el gallo cantó, había negado públicamente a Jesús tres veces – que no Lo conocía, que no tenía nada que ver con Él? El miedo y por otra parte, el remordimiento por la traición de propio Señor lo atormentaban interiormente. Los demás apóstoles también se encontraban en profunda tristeza y el miedo.

El domingo por la mañana María Magdalena llega corriendo, a toda prisa llama a la puerta y grita: “¡La tumba está vacía!” Poco después, las otras mujeres también vienen corriendo y anuncian lo mismo.

Pedro y Juan decidieron que fueran ellos mismos a saber cuál es la realidad. Ellos corrieron a la tumba. Pedro entró… Entró también el otro discípulo; y vio y creyó. Porque aún no habían entendido la Escritura que era necesario que Jesús resucitara de los muertos. Entonces los discípulos volvieron a los suyos.” (cf. Jn 20:2-10) Pero María estaba fuera llorando junto al sepulcro…

Cinco partes de la celebración del domingo Parte IV (vídeo)

CUARTA HORA

Versión revisada: Algunas canciones en el folleto no corresponden a las canciones en el vídeo.

 

1 / 3

El bautismo por el Espíritu Santo

1. La reflexión sobre la Palabra de Dios (5 minutos)

Jesús dijo: Recibiréis el poder del Espíritu Santo y Me seréis testigos…” (Hch 1:8) La condición para recibir el Espíritu Santo es el arrepentimiento: “Arrepentíos, y recibiréis el don del Espíritu Santo. Porque para vosotros es la promesa y para todos los que están lejos…” (Hch 2:38-39)

¡Es necesario constantemente por medio del arrepentimiento recibir el Espíritu Santo de nuevo y de nuevo! ¡Esto significa salir de las tinieblas del pecado a la luz de Dios, de mentira a la verdad, de la muerte a la vida! Cada entrada a la luz siempre implica la negación a sí mismo.

Cada vez que nos arrepentimos, entramos a la presencia de Dios. Aquí confesamos nuestros pecados y la fe en el poder de la sangre de Jesús.

Cinco partes de la celebración del domingo Parte V (vídeo)

QUINTA HORA

Versión revisada: Algunas canciones en el folleto no corresponden a las canciones en el vídeo.

1 / 3

Emaús

1. La reflexión sobre la Palabra de Dios (5 minutos)

¿Qué sentimientos y pensamientos llenaban los corazones de los discípulos cuando salieron de Jerusalén y cuando Jesús se unió a ellos, a quien, sin embargo, no Lo reconocieron? Jesús por lo primero les pregunta: “¿Qué pláticas son estas que tenéis entre vosotros? ¿Por qué estáis tristes? Uno de ellos, que se llamaba Cleofás Le dijo: “¿Eres el único forastero en Jerusalén que no has sabido las cosas que en ella han acontecido en estos días?” Y Él los preguntó: “¿Qué cosas?” Y ellos Le dijeron: “De Jesús de Nazaret, que era un profeta, poderoso en obras y en palabra delante de Dios y de todo el pueblo; y de cómo le entregaron los principales sacerdotes para ser condenado a muerte… Nosotros esperábamos que Él era el que habría de redimir a Israel.” Entonces los discípulos Le dicen de lo que oyeron: como las mujeres habían visto una aparición de ángeles, que les dijeron, que Jesús estaba vivo. Y Jesús les dijo: “¡Oh incensatos y tardos de corazón para creer todo lo que los profetas han dicho! ¿No era necesario que el Cristo padeciera estas cosas y que entrara en su gloria?” Y comenzando desde Moisés y de todos los profetas, les declaraba en todas las Escrituras lo que de Él decían. Sus corazones ardían en ellos, cuando les abría las Escrituras. Poco después, cuando Él partió el pan, fueron abiertos los ojos de ellos, y Le reconocieron, pero Él desapareció de su vista.

Jesús se aparece a más de quinientos hermanos en Galilea

1. La reflexión sobre la Palabra de Dios:

“Los once discípulos se fueron a Galilea, al monte donde Jesús les había ordenado. Cuando le vieron, le adoraron; pero algunos dudaban. Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado”. (Mt 28, 16-19).

“El que crea y sea bautizado, será salvo; pero el que no crea, será condenado. Estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios, hablarán nuevas lenguas, tomarán serpientes en las manos y, aunque beban cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán”. (Mc 16, 16-18)

Y Jesús dijo: “Y he aquí, yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo”. (Mt 28, 20) Jesús estaba con los apóstoles, y Él está con nosotros también, pero también nosotros debemos estar con Él. Jesús es el mismo ayer, hoy y por los siglos (Heb 13, 8). Su promesa es verdadera hoy en día también, pero la condición es predicar el Evangelio en el poder y estar dispuesto incluso a poner la vida por su causa y por causa de Cristo.

Un llamamiento a la misión en Rusia (Segunda parte)

 

Presentamos un programa concreto de preparación de los sacerdotes para la misión interna en Rusia:

Los sacerdotes deben llevar una forma semi-monástica de la vida. San Basilio destacaba: “¡Ay del que está solo! Cuando caiga no habrá otro que lo levante”. (Ec 4, 10) Desde el domingo por la tarde hasta el mediodía del martes, es necesario crear las condiciones de desierto espiritual, que significa recluirse de su familia y las preocupaciones diarias y dedicar tiempo a la oración y la Palabra de Dios en la comunión fraternal. El modelo que aquí se presenta se ha practicado por una comunidad de siete obispos durante varios años y ha demostrado su eficacia.

Imprime el material para el programa espiritual (como un folleto) y usalo en los encuentros de oración (un día y medio).

Si rezas esta oración, y no estás un ciudadano de Rusia, ora por tu nación.

 

Descargar: Un llamamiento a la misión en Rusia (Segunda parte)  (formato doc)

Un llamamiento a la misión en Rusia (Segunda parte)  (formato pdf)

Elije la lengua

Buscar

Palabra de la vida

“Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios. No por obras, para que nadie se gloríe.”

Ef 2, 8-9 (desde 21-5-2017 hasta 4-6-2017)

Reflexión sobre la Palabra de Dios